ANTECEDENTES:

 

Las actividades extraescolares o complementarias aparecen como un componente relevante de las organizaciones escolares, especialmente para alumnos y alumnas del rango de edad de 4 a 14 años, grupo donde se concentra la práctica totalidad de usuarios potenciales de estas actividades.

Dos claros fundamentos y funcionalidades han sido los pilares que sustentan estas actividades desde su aparición hasta el momento:

1. El desarrollo de contenidos educativos y deportivos que complementen y amplíen  los programas Educativos Oficiales.

2. La versatilidad que realizan como ajuste y conciliación con las necesidades de custodia por las diferencias entre calendarios y horarios laborales genéricos respecto a los lectivos.

Se constituyen, así, en mecanismos privilegiados de las relaciones entre los centros y su entorno social. Pudiendo llegar a ser valiosas herramientas de transmisión de valores tradicionales y culturales que favorezcan la integración, la cohesión grupal y la vinculación familiar.

Como consecuencia, las actividades extraescolares son una herramienta que, con frecuencia, refuerza los ejes transversales de la educación, proporcionando un gran apoyo al docente, favoreciendo la creatividad,  el desarrollo de destrezas especificas y contribuyendo, con esta labor, al desarrollo curricular, aportando efectos altamente positivos en los resultados académicos de los centros escolares.

Así podemos diferenciar estas actividades como:

·  Actividades extraescolares: todas aquellas prácticas de enseñanza y aprendizaje, de carácter singular  (talleres, clases, salidas, juegos, deportes, representaciones) que se llevan  a cabo utilizando procedimientos y estrategias  diferentes  a los utilizados en las formación cotidiana (dinámica grupal, evaluación cualitativa) utilizando espacios, externos o del propio centro, asignados para tal fin.

Cuentan con un carácter:
- Lúdico
  (parten de la idea del juego como instrumento de aprendizaje y tienen como motivo la diversión),
- Recreativo (de componente  higienista,  dirigidas  al disfrute  del ocio  o  a  la  práctica  del  ejercicio  físico),
- Instructivo
(adquisición de  habilidades, aficiones, conocimientos o destrezas),
- Tecnológico (familiarización con ordenadores, seguridad y contenidos multimedia) o
- Formativo
(difusión y adopción de valores sociales, culturales y éticos); cuya elección y desarrollo se ajusta a las demandas sociales del entorno y a la línea educativa del centro donde se programan.

·   Actividades complementarias y culturales:  actuaciones curriculares organizadas o realizadas por los profesores del centro, con la ayuda de empresas y organismos, que tienen lugar de manera ocasional, con carácter general (no obligatorio, pero recomendable), con la pretensión de mejorar y ampliar los aprendizajes programáticos mediante métodos activos con técnicas y recursos diferentes.

Son las más próximas a la innovación pedagógica y llamadas así, por lo general por los propios profesores, que las reconocen como propias y distintas del resto.
Suelen consistir en:

- Visitas
o salidas culturales (museos, edificios históricos, teatros, bibliotecas, exposiciones artísticas, industrias emblemáticas.
-
Actividades al aire libre (convivencias en la naturaleza de carácter medioambiental) y otras
- Actividades presenciales en el centro: fiestas, jornadas, talleres (musicales, cuenta cuentos, deportivos, fomento lector, huerto escolar, prevención e higiene).

Aviso Legal  -    Privacidad de Datos  -    © 2020 aulActiva.es